ATE rechaza el espurio acuerdo salarial de la Provincia para el 2018

20/12/2017

Nuevamente el gobierno provincial pretende imponer una pauta salarial que ajuste el bolsillo de los trabajadores de los estatales cordobeses.

Entre gallos y medias noches, aprovechando el debate público sobre el ajuste de las jubilaciones nacionales y apelando a partícipes necesarios para una nueva estafa a las familias de los provinciales, el gobierno de Schiaretti informó un aumento salarial desdoblado cuatrimestralmente del 11%, más cláusula gatillo, para todo el 2018.

Se arriba a esta pauta dejando fuera de consulta a los gremios con representación en la Administración Pública cordobesa, más allá de algún dirigente que es protagonista durante los últimos años del desbarranco histórico de nuestros salarios.

Ya en marzo este Consejo Directivo Provincial rechazó la pauta para el 2017 fundado en la disparidad existente entre los incrementos de impuestos y servicios y los salarios. Entonces denunciamos que un 45% de aumento en la tarifa de gas, el aumento del transporte urbano e interurbano, junto a la inflación de productos básicos de la canasta de las familias trabajadores “que completa un cuadro donde los trabajadores perdemos poder de compra. Así, el gobierno provincial quiere cerrar sus números a costa del bolsillo de los trabajadores”.

En este marco, ATE Córdoba rechaza la pauta salarial comunicada hoy por insuficiente e inconsulta, ya que basa su cálculo en una disposición del gobierno nacional que impone el 11%, tal como anticipó Mauricio Macri durante la reunión con los gobernadores en noviembre pasado, cuando les pidió que “contengan el gasto público” y afirmó que la paritaria “siempre nos da una oportunidad”.

Esto confirma a Schiaretti como el principal aliado del plan de ajuste gobierno nacional, ya que Córdoba es la primera provincia que fija la pauta de 2018 para los trabajadores estatales y esto sienta un precedente peligroso en las negociaciones salariales del resto de las provincias, donde ATE también cuenta con representación.

Además, impone límites y disciplina al resto de las negociaciones salariales dentro del ámbito del Estado provincial, por lo que ATE se solidariza con esos trabajadores, también víctimas de este acuerdo espurio.

María Liliana Salerno

Secretaria General