Civiles de las FFAA se hicieron escuchar frente a Modernización en Capital Federal

29/03/2017

Con una gran participación de los trabajadores, la medida exige al Gobierno una mejora de la Unidad Retributiva.

Ayer martes trabajadoras y trabajadores civiles de las Fuerzas Armadas afiliados a ATE realizaron una marcha desde Paseo Colón y Belgrano hasta el Ministerio de Defensa y luego hasta Modernización. Allí, se reunieron con funcionarios de distintos ministerios quienes, luego de volver a ofrecer la misma propuesta y tras el rechazo encabezado por ATE, anunciaron una nueva reunión para el 31 de marzo en la que se comprometieron a llevar una propuesta superadora.

Por su parte, desde las y los trabajadores civiles de ATE expresaron que continuarán las medidas de fuerza si no se cumple con la promesa de mejorar el monto de la UR.

La medida se llevó a cabo en el marco de un plan de lucha que incluyó un paro de 48 horas. De acuerdo a llos delegados, el mismo tuvo un alto acatamiento. En el acto realizado en el Ministerio de Defensa los referentes de ATE reiteraron su rechazo a que se fije una Unidad Retributiva a $9 y exigieron que sea de $15, dado que deja a los salarios de más de 20 mil trabajadores del sector con sueldos por debajo de la línea de pobreza.

 

La jornada de lucha estuvo impulsada por seccionales de ATE de la Provincia de Buenos Aires, de Córdoba, por la CTA Capital Federal, ANUSATE Capital Federal y por el Consejo Directivo Nacional. Acompañaron juntas internas de ATE de otros sectores, como  los trabajadores de la Dirección General de Educación, de Vías Navegables y de Hospitales como el Moyano.

Estuvieron presentes Mario Muñoz, Secretario Gremial y Silvia León, Secretaria de Organización de ATE Nacional, así como Oscar “el Colo” de Isasi, Secretario General de ATE y CTA de la Provincia de Buenos Aires; Pablo Spataro, Secretario General Adjunto de CTA Capital, Leonardo Vázquez y Patricia Arias del CDN. Por Córdoba, estuvo Luis Bárcena, Secretario General Adjunto y Víctor Lecuona, Secretario de Organización del CDP.

De la reunión en el Ministerio de Modernización participaron los paritarios de ATE de los Civiles de las Fuerzas Armadas, junto al asesor técnico y abogado de ATE Nación, Rodrigo Espósito.

“Necesitamos una política de defensa para defender los intereses del Pueblo”

“Si algún trasnochado en Defensa o en Modernización del Estado piensa que esta pelea es de un puñado de nostálgicos, se equivoca. Esta lucha tiene el respaldo de ATE Nacional y de ATE Provincia de Buenos Aires”, dijo al abrir el acto en Defensa, el “Colo” de Isasi.  Destacó la lucha de más de diez años por la cual se logró un CCT para el sector aunque no sea “el Convenio que soñamos”. Así, porque “El Convenio Colectivo tiene sentido si dignifica y jerarquiza a los trabajadores. De Isasi señaló que “vamos a seguir luchando hasta que consigamos el CCT que merecemos”.

“No sobran trabajadores civiles en las Fuerzas Armadas, ni talleres, lo que faltan son políticas de defensa que este en función de defender los intereses de nuestro pueblo, y en ellas son un eje vertebral los trabajadores que día a día sostienen esas áreas”, dijo el Secretario General de ATE Provincia de Buenos Aires.  En ese sentido, agregó que “No quieren invertir en esas áreas pero se gastan millones para comprar armas, balas y reprimir al pueblo que pelea por un destino distinto”.

Para finalizar, anunció “nuestra ATE y nuestra CTA han definido un paro activo en todo el territorio nacional para el día 6 de abril, cuando paran todas las centrales sindicales”. A su vez, informó que “estamos a punto de ponerle la frutilla final al paro nacional de ATE, que todo hace pensar el 19 de abril donde miles y miles de trabajadores del estado nacional, de los estados provinciales y de los estados municipales vamos a reclamar salarios dignos, plena estabilidad laboral y vamos a bregar por un estado al servicio de las mayorías populares”.

“Estamos hablando de un descuento”

Por su parte, Dabel Roblín, Secretario General de la seccional Magdalena-Punta Indio y paritario nacional detalló los motivos del conflicto: “Los trabajadores civiles hace diez años que estamos discutiendo un Convenio Colectivo de Trabajo. Días antes de irse el kirchnerismo, se firma el convenio sin valor de UR, o sea, no sabíamos en su momento cuanto íbamos a cobrar. Ahora, este gobierno ha fijado en un primer intento un valor de UR que hace que los trabajadores cobren aun menos de lo que están cobrando”. “Políticamente, la visión es que es una vergüenza. No estamos hablando de un aumento salario estamos hablando de un descuento”, analizó.

La Secretaria General de la Seccional Punta Alta, Ana Mendoza, ratificó la posición de los civiles de las Fuerzas Armadas: “No vamos a retroceder ni un minuto para atrás”.

“Durante diez años estuvimos peleando por un CCT y no nos parece justo que este gobierno que va a gastar 25 mil millones de dólares en armamentos, que no sé quien se lo ira a arreglar, no tengan en cuenta esa UR que necesitamos para vivir.  El 70% de estos trabajadores se ven perjudicados por la UR y acá tenes compañeros que le han entregado la vida al estado   42 años de trabajo, que tienen la guerra de Malvinas en la espalda”, señaló.

A la vez, destacó la presencia de los cientos de trabajadores y trabajadoras que vinieron de lejos, que viajaron toda la noche desde Mar del Plata, Bahía Blanca, Córdoba: “Esto es militancia, acá no hay chori, no hay diez pesos, queremos comer, queremos un sueldo digno”, dijo.

Víctor Lecuona Secretario de Organización del CDP de Córdoba y paritario nacional de los civiles de las FFAA explicó que “lo que nos trae hoy es el ninguneo de este gobierno que se ha transformado en el ninguneo desde varios gobiernos. Ahora que está por nacer nuestro Convenio Colectivo, nos ponen una base salarial que está por debajo del salario mínimo, vital y móvil”.

Rubén López, delegado general de IOSE-IOSFA celebró la convocatoria de las medidas de luchas: “Los compañeros se concientizaron que los gobierno no está queriendo hacer firmar un salario a la baja”, dijo. Y concluyó advirtiendo que “esto no solo afecta a futuro sino también a los compañeros que se van a jubilar”.