Gran fiesta en la inauguraron el centro de jubilados

26/09/2011

(Córdoba, 26-9-2011) Con gran emoción la seccional Río Tercero abrió el viernes pasado las puertas del remodelado centro de jubilados, con el objetivo de brindar servicios médicos a los compañeros y abrir un espacio más de acción gremial, en la lucha por el 82% móvil.

“Estamos muy felices y orgullosos de participar en este acto porque sabemos del sacrificio y la dedicación de los compañeros para levantar el centro de jubilados. Esto demuestra que ATE crece, que defender las convicciones da resultados concretos, que la organización es el camino”, festejó María Teresa Romero, secretaria General del CDP Córdoba, ante el colmado salón de ATE Río Tercero el viernes pasado, cuando a las 18 horas se realizó la inauguración oficial del Centro de Jubilados en la ciudad.

Numerosos compañeros se acercaron a participar de la fiesta, donde se homenajeó a los ex presidentes de la entidad fallecidos. El compañero Cristian Colman, secretario General de la seccional y fabriquero de alma, no podía con su emoción. Él sabe del esfuerzo realizado y de lo que costó levantar esas paredes. “Activos y jubilados trabajamos de la mano, para nosotros no hay diferencia porque todos somos trabajadores. El esfuerzo conjunto dio como resultado que cumplimos los objetivos previstos”, dijo Colman mientras recibía abrazos y besos de los presentes.

En la oportunidad estuvieron presentes, Oscar Cacho Mengarelli, secretario General de CTA Córdoba, José Pérez, electo presidente del Centro de Jubilados de ATE nacional, Carmen Neder, presidenta de Centro de Jubilados provincial, Oscar Gigena, CTA Río Tercero, Luís Bárcena y Liliana Salerno, secretarios de Interior y Administrativa respectivamente, junto a Julio García, del centro de jubilados de ATE Punilla.

A su turno, Omar Gaviglio, presidente del centro de Jubilados de Río Tercero, señaló que “esto significa que tenemos que seguir, porque tenemos el edificio pero ahora tienen que venir los médicos. Incorporar odontólogos y fisioterapeutas”.

Gaviglio adelantó que el centro de jubilados no sólo será un espacio de prestación de servicios sino de actividad gremial. “Queremos desarrollar una acción muy fuerte. Tenemos que pelear por el 82% móvil porque la ley actual, 24241, es una norma perversa que sólo le arruina la vida a los viejos, que esperan si les sale algún juicio para que puedan cobrar un peso y eso es una locura, casi rayando a un genocidio. Hay que buscar una nueva norma con consenso entre los trabajadores activos y jubilados. La sociedad debe involucrarse con la problemática previsional para que los jubilados tengan lo que nos merecemos. Se ha avanzado, hay que reconocerlo, pero queremos llegar a un estadio para que se cumpla en artículo 14 bis de la Constitución, para que la proporcionalidad de los haberes de los jubilados estén relacionados con los que cobran los activos. Estamos comprometidos con otros centros de jubilados y gremios amigos para trabajar conjuntamente”.

La fiesta cerró con música, brindis y un compañero folklorista que cantó la ‘canción del jubilado’. No era para menos, en Río Tercero hay mucho que festejar.