Los municipales comienzan a organizarse en ATE

29/09/2011

(Córdoba, 29-9-2011) Un centenar de trabajadores decidieorn afiliarse a ATE. La semana pasada rafiticaron su compromiso en una masiva asamblea en el Hospital provincial. Los compañeros del norte provincial hacen en esta nota un raconto de lo que les tocó vivir para llegar a organizarse en función de sus derechos y su identidad de clase.

Tras las elecciones para intendente municipal de la ciudad de Cruz del Eje donde el actual intendente Dr. Mario Blanco, luego de 12 años consecutivos en la intendencia, perdiera la re reelección y en consecuencia decidiera pasar a planta permanente alrededor de 200 empleados municipales, surgió una gran inquietud en el personal municipal.

Es de público conocimiento que siempre el empleado es rehén del gobierno de turno y por ello siempre surgen despidos en los cambios de mandatos, la pregunta es: ¿cómo defendernos frente a los tiempos que se vienen?

En la municipalidad de Cruz del Eje está reconocido por las autoridades el sindicato de trabajadores municipales SITRAM, que al momento de las elecciones contaba con tan solo 30 afiliados debido a la constante inacción del mismo durante los casi 30 años de su funcionamiento. Dicho gremio carga con un embargo de casi $100.000 y nunca confronto al gobierno de turno en defensa de sus afiliados.

Entonces, ¿Cómo confiar en un sindicato corrompido cuando se encuentra en juego nuestro futuro laboral? Es por eso que un grupo de empleados salió en búsqueda de una posible solución, acercándose a la Asociación de Trabajadores de Estado.

Los compañeros encontraron en ATE lo que estaban buscando. Luego de una reunión general con muchos trabajadores y el secretario del interior, LUís Bárcena -sumado a acompañeros delegados de Villa de Soto y San Marcos Sierra-, los trabajadores mostraron su conformidad frente a lo ofrecido y en la actualidad se encuentran afiliados casi 100 trabajadores, lo que es un real logro en tan poco tiempo.

Sabemos que será una ardua lucha debido a los obstáculos que tanto el SITRAM (que a la actualidad trata de sumar afiliados a fuerza de presion e infundiento temor en los trabajadores), como el ejecutivo municipal, nos presentan, negándonos nuestros derechos a la libertad sindical, pero tenemos la firme decisión de pelear por nuestros derechos de expresarnos y decidir lo que nos convenga.