Despedidos/as de FADEA realizaron una clase pública frente al Cabildo

07/02/2020

Tuvo la intención de visibilizar las tareas que realizaban antes de las desvinculaciones y la importancia de reactivar la industria aeronáutica estatal, con los trabajadores y trabajadoras adentro.

Sin hacer caso a la lluvia que arreciaba de a ratos la ciudad de Córdoba, los trabajadores y trabajadoras despedidos/as de FADEA durante el Macrismo instalaron una carpa frente al cabildo con réplicas a escala de aeronaves, material gráfico, audiovisual y un micrófono abierto que permitió a la ciudadanía que pasaba por el lugar enterarse de la situación por la que atraviesan no solo el grupo de más de 160 trabajadores/as despedidos/as organizados en la CORREDMA de ATE y que buscan su reincorporación, sino que también el estado actual de la fábrica y sus potencialidades.

Eva Cáceres, trabajadora despedida en enero de 2018, explicó que «la mayoría de quienes estamos acá somos técnicos y profesionales que hacíamos tareas específicas dentro de la fábrica. Yo, por ejemplo, hacía hasta horas extras como aseguradora de calidad, regularizando la documentación de los aviones que después salieron en los medios como logros del macrismo pero en realidad fueron fabricados en gestiones anteriores». Cáceres reseñó que las funciones de quienes fueron despedidos/as reemplazados «trabajadores no calificados con otros convenios colectivos de trabajo como son los de la UOM o UOCRA. Esa gente hoy trabaja a deshora, con cargas de trabajo enormes y sin la toda la capacitación que a nosotros nos brindó el Estado, que suman más de 2000 horas. Con unos cursitos no se puede reemplazar toda la capacitación, son tareas de riesgo, estamos hablando de aeroaves y en el cielo no hay banquina ante fallas técnicas que se previenen en tierra». En ese sentido, Federico Giuliani, Secretario General del Consejo Directivo Provincial (CDP) de ATE Córdoba, ratificó que «los compañeros y compañeras despedidas y despedidos durante el macrismo son obreros calificados formados por el Estado que invirtió en su capacitación y luego los dejó solo».

Más adelante, Giuliani expresó que «entendemos que la pelea es colectiva, no individual. Va a haber justicia social cuando cada uno de ustedes esté dentro de la fábrica trabajando nuevamente». El Secretario General hizo hincapié en que «es difícil hablar de pacto social en Argentina si no hay recomposición salarial para los estatales activos, pase a planta de los innumerables precarizados del Estado Nacional y reincorporación inmediata de los miles de despedidos y despedidas por el macrismo. Esa es la agenda de ATE que venimos marcando día a día». 

Jornada Provincial de Lucha

Con respecto a FADEA, Giuliani anticipó que «el jueves 13, en una Jornada Provincial de lucha y protesta que se realizará en todos los organismos nacionales que despidieron trabajadores en Córdoba, los compañeros y compañeras de FADEA nucleadas en ATE vamos a ir a la puerta de la Fábrica a reclamarle a Mirtha Iriondo que nos atienda, nos escuche y nos de una solución». El representante del CDP reforzó que «más allá de los funcionarios que están de paso y que hoy desconocen la representatividad que tiene ATE en la Fábrica de Aviones».

Irma, la primera

Uno de los tantos momentos emotivos de la jornada lo protagonizó Irma Alarcón, de 84 años, quien fuera la primera mujer que trabajó en FADEA. Irma fue parte desde 1962 de las comisiones internas de ATE y se hizo presente en el Cabildo para solidarizarse con la lucha de los despedidos y despedidas. Ante decenas de transeúntes -entremezclados con trabajadores y trabajadoras despedidos- que se habían detenido a oír, recitó unos versos de su autoría, que compuso en los agitados días y noches de la fábrica -que fue central- durante la Guerra de Malvinas. A continuación, una transcripción del mismo:

En una batalla cruel, estridente,
demostrando su valor
ya que a él lo fabricaron
nobles manos de artesano
que lo hicieron con amor.
¡Por eso en las Malvinas
siempre presente estará
el glorioso Pucará!