Continúa la organización de despedidos y despedidas de FADEA

28/01/2020

Cerca de un centenar de trabajadores y trabajadoras despedidos/as de FAdeA se reunieron en ATE para continuar organizando futuras acciones en pos de «visibilizar la situación y pedir la reincorporación». «Tenemos experticia, trayectoria y sabemos cómo se hacen las cosas para volver a poner la producción en marcha, sin mayor demora y volver a poner a la empresa en la vanguardia de la producción, tanto pública como privada», remarcaron.

Trabajadores/as despedidos/as de la Fábrica Argentina de Aviones “Brigadier San Martín” S.A. (FAdeA) durante la gestión macrista, junto a Federico Giuliani y otros/as representantes del Consejo Directivo Provincial (CDP) de ATE, realizaron hoy una Conferencia de Prensa en la sede gremial de Entre Ríos 450. “Somos un grupo de más de 160 compañeros despedidos o forzados a acatar el retiro voluntario – de los casi 400 que sabemos quedaron a merced del desempleo en nuestra tan añorada FAdeA-”, se presentaban mediante un documento leído y entregado a los presentes. “El objetivo final es la reincorporación de todos los trabajadores que fueron descartados como escoria en los años de gerenciamiento macrista, desvirtuando el carácter del trabajo aeronáutico, la experiencia de quienes lo ejercíamos y desestimando las necesidades de estas 160 familias”, sostuvieron.

“¿Cómo vamos a conseguir esto? –se preguntaron en el escrito-, apostando a la representación gremial que hoy nos ofrece ATE, que con pericia y maestría logró la reincorporación de 272 trabajadores en INTI y 350 trabajadores de TELAM que fueron despedidos injustamente”, destacaron los/as trabajadores/as. Advirtieron, además, que “en ninguno de estos casos testigo se dispuso la verificación institucional de situaciones individuales de los compañeros enrolados en las listas de despedidos. La causa de nuestro despido no tiene ninguna justificación y estamos en igualdad de condiciones para solicitar al estado nacional el mismo beneficio” que estos trabajadores reincorporados. “A nuestro favor tenemos las declaraciones de Daniela Castro -Secretaria de Ciencia, Tecnología e Industria para la Defensa, del Ministerio de Defensa-, quien expresó que van a necesitar personal calificado para la continuidad de los proyectos existentes y la incorporación de nuevos contratos, y ¿quiénes sino nosotros?”, remarcaron y sentenciaron: “nosotros somos esa mano de obra. No permitamos que la tercericen, que la posterguen, que la descarten o que la busquen en otro lugar”.

Avances

«El plan de acción aprobado tras la reunión de la semana pasada está en marcha y, aunque aún no hay respuesta al pedido de audiencia -presentado el pasado jueves- con Mirta Iriondo -nueva presidenta de FAdeA-, es un paso que debemos cumplir para que nuestro reclamo circule por las vías del díalogo por las que siempre bregamos», expresó Federico Giuliani, Secretario General del Consejo Directivo Provincial (CDP) de ATE. «Sin embargo, nunca descartamos las acciones directas, en la calle. De hecho, ellas son parte de la visibilización y el cuerpo de nuestra voz», manifestó Giuliani quien se hizo eco de la propuesta de comenzar la próxima semana con intervenciones públicas en Plaza San Martín «donde se explique a la ciudadanía qué es FAdeA, la importancia estratégica para la Argentina de una industria como ésta en manos del Estado, y lo notable de que la misma se encuentre en Córdoba», remarcó. En este punto, los trabajadores resaltaron que, de 1700 trabajadores que tenía la empresa a finales de 2015, hoy solo se cuenta con alrededor de 900 operarios, con una actividad diezmada.

Por su parte, «en el marco de las acciones programadas, informamos también que el día viernes pasado, en reunión con Eduardo Fernández -diputado del Frente de Todos- se obtuvo el compromiso del legislador de interceder para que el pedido de audiencia con Iriondo se concrete pronto», expresó Eva Cáceres delegada y vocera del grupo de despedidos representados por ATE. En ese sentido, Giuliani recordó que «el directorio ya se reunió con los 3 gremios que fueron cómplices del vaciamiento y sigue sin oír a quienes hemos asumido la defensa de los despedidos y despedidas. Esperamos que ello se revierta pronto. Sepamos que ATE es la casa de los trabajadores que luchan, que se organizan, que buscan poner de pie al Estado», remarcó. Cáceres completó, además, que en el día de la fecha ya solicitaron al «jefe del bloque oficialista del Concejo Deliberante local -que es también oficialismo en la provincia de Córdoba-, que incorpore el tema del reclamo de los despedidos de FADEA al cuerpo deliberativo local para que este se pronuncie a favor y se logre el aval municipal. Veremos qué responden», expresó.

Dato

La fábrica, fundada en 1927, supo ser “ejemplo para otras empresas de América y del mundo. Todo lo que ahí dentro se producía se convertía en ícono. Fue industria y fue escuela, fue indispensable en la guerra de Malvinas, fue la cuna del Rastrojero, la del Pulqui, la de las Pumita”, expresaron y recordaron que en FAdeA se realizaron importantes proyectos con las aeronaves Pucará, Tucano, Mentor, Pampa, distintos modelos de Boeing, Embraer, además de tener personal afectado a proyectos tan importantes como ARSAT 1 y 2, los proyectos de radarización de INVAP, entre otros. “Sin embargo, fuimos despedidos por la maquinaria nefasta de recortes que pretende quitarle al Estado funciones vitales como es la Defensa Nacional, el acceso a la información y la producción de tecnología”, expresaron en el documento.

Testimonios

Los trabajadores y trabajadoras que fueron despedidos, impulsados a retiros voluntarios, jubilaciones anticipadas, etc, tienen marcada trayectoria y una calificación innegable. A continuación, reproducimos solo 4 testimonios de vida de los cientos que podríamos contar entre los compañeros y compañeras que han hecho con su trabajo, esfuerzo, dedicación, estudio, de FAdeA ese establecimiento industrial insignia, reconocido en todo el mundo.

Ricardo Rodríguez (izq.) y Carlos Tosutti (der.), ambos con 39 años de trabajo y expertos en procesos industriales, de mantenimiento, en varios modelos de aeronaves: fuera de la fábrica tras el gerenciamiento macrista.

Carlos Tossutti

Yo realicé mi retiro voluntario en un contexto de suspensiones, despidos, achiques. Nunca hubiese querido irme. Me fui con 39 años de servicio, y estoy por cumplir 60 años de edad. Tengo más tiempo dentro que fuera de la fábrica. Me desempeñaba como jefe del área de mantenimiento de aeronaves de pequeño porte -Pucará, Tucano, Mentor-. Además, durante mi vida en la fábrica, me capacité y participé en mantenimiento de Boeing 737 de Aerolíneas Argentinas, en Pampa. Realmente hemos hecho un esfuerzo enorme en capacitarnos, no hay trabajadores con más experticia que nosotros, fueron muchísimas horas abandonando muchas veces la familia por cumplir las solicitudes de la empresa, con voluntad, con saber, que es todo eso lo que podemos seguir ofreciendo cada uno hacia adelante también.

Ricardo Rodríguez

Fui despedido el 1 de mayo de 2018, tras haber trabajado 39 años en la fábrica y haber estado, previamente, 3 años como aprendiz. Era controlador de producción al momento del despido.

Empecé en los talleres complementarios, donde estuve 15 años. De allí pasé a control de producción de Pampa y Boeing. Estuve en el proyecto de renovación/actulización de los aviones A4.

Para mí y mi familia, FADEA ha sido todo. Hasta mis hijos nacieron ahí y hubo familiares trabajando en la empresa. Esto de que nos echaran así caló muy ondo, fue muy triste.

Mariela Ludueña (der.), trabajadora calificada y de destacada trayectoria en proyectos y consursos; e Iván Renardi (izq.), conocedor y con trayectoria en toda la planta. Ambos -aún-, fuera de la empresa.

Mariela Ludueña

Soy Técnica Aeronáutica, entré por consurso -entre 200 postulantes- que FAdeA lanzó para trabajar en Torno de Control Numérico Computarizado (CNC).

Ingresé en el año 2012, estuve 6 años en la fábrica, donde participé en varios concursos representando a la Argentina. De hecho, quedé para los proyectos ARSAT 1 y 2, con mención especial de brasileña Embraer por dicho concurso. Luego participé en proyectos de radarización de INVAP y también concursé y gané para, dentro de la empresa, estar en el área de depósito. Tras ese exámen en 2017, el jefe no me permite asumir en el lugar por el cual había concursado aduciendo que él era el jefe y no me quería ahí, tenemos una discusión en la planta y, producto de la misma, debo ser trasladada a medicina con el saldo de la pérdida de mi embarazo en el hospital al cual debió trasladarme mi marido desde la fábrica. El jefe no se hizo cargo, no me llenaron los papeles de la ART y, tras recuperarme y volver a rendir el exámen de manera satisfactoria para mi puesto, el jefe me dice que «la mano está difícil» y me suspenden a mí sola durante 9 meses, poniendo a gente sin capacitación ni examen en mi lugar. Al ver esa suspensión tan larga, la empresa me despidió sin causa en 2018. Y eso duele porque yo posicioné a la fábrica en lo mejor mientras estuve, con mucho esfuerzo, y que un jefe me discrimine por ser mujer, que desprecie el 9 que me saqué en el exámen y me diga que no puedo estar en el depósito por mujer, es muy triste y da bronca. Le cuento a mi hija que estuve en tantas cosas, construí tanto ahí, que hicimos tantas cosas importantes que ella me dice que no abandonde esta lucha, y así será y para eso vamos a contarle a todo el mundo, todo.

Iván Renardi

Ingresé en 2008 en la era de Lockheed Martin, en la línea de producción del avión Pampa, en la parte de armado de estructura, en fresado químico, en utilaje, en logística. Me fui en julio de 2016 con retiro voluntario, en un contexto de despidos, suspensiones, procesos preventivos de crisis. Fueron 8 años donde aporté en cada sector de la fábrica donde hubo necesidad, voluntariamente, a cada momento, sin ningún problema con ningún superior ni ninguna situación o queja en el trabajo.

La fábrica ha aportado mucho en mano de obra en la Provincia y ha sido, en nuestro país y en el mundo, un emblema de la industria.