Municipales de Jesús María protestarán por despidos durante el Festival de Doma y Folklore

08/01/2020

“La Asociación Trabajadores del Estado (ATE-CTA) Córdoba, informa a los compañeros trabajadores en general y a la comunidad de Jesús María, que por decisión de asamblea llevada a cabo el 3 de enero, se desarrollaran varias actividades en el marco del Festival de Doma y Folklore entre el 10 y el 19 de enero, que se llevará a cabo en dicha ciudad.

“Asimismo les llevamos la tranquilidad que las actividades no entorpeceran dicho encuentro social tradicional, sino que será realizadas pacíficamente, con el único objetivo de hacer conocer la problemática local de los empleados municipales.

“Uno de estos problemas son los despidos arbitrarios que está llevando a cabo el Ejecutivo Municipal, rescindiendo contratos de personas con más de 5 años de antigüedad y legajos limpios, siendo puestos de trabajo que siguen estando, y que la situación legal tendrá un costo económico importante para el municipio por cada empleado despedido.

“La Municipalidad tuvo un superávit en el último año y solo otorgó un mísero bono de $2500 para las y los trabajadores.

“Hay compañeros que han recibido amenazas de no renovación de contrato por su elección sindical, la que según la Constitución Nacional en su artículo 14 bis, y que bien lo dice en el Estatuto Municipal, uno es libre de elegir el gremio que lo represente y según la ley sindical 23551 y las resoluciones ministeriales 51, 255, 708 avalan a la Asociación Trabajadores del Estado como representante sindical en el ámbito de las Municipalidades.

“Los compañeros tienen un ambiente laboral hostil a raíz de estos acosos laborales, y el Ejecutivo hace crecer ese malestar con las modificaciones a los contratos vigentes sin fundamentos, manipulando así el trabajo de los compañeros como mero capricho.

“Los compañeros trabajadores nucleados en ATE desean poder trabajar sin esa opresión y con la tranquilidad que puedan tener igual de oportunidades en la carrera municipal, que los concursos se cumplan, que los pase a planta permanente no sean por acomodo, tener la posibilidad del trabajo y el salario digno, que pueden ejercer sus derechos así como cumplen con sus obligaciones (trabajadores sin apercibimiento o sanción en sus legajos).

“Las y los trabajadores de la Municipalidad son parte de la comunidad de Jesús María, son vecinos, conocen su trabajo, lo hacen bien, lo hacen con la felicidad de saberse servidores públicos de su comunidad. Pero en estos últimos tiempos están maltratados y buscaron en ATE las herramientas para la defensa de sus derechos”, concluye el comunicado gremial.

De la Rural al Municipio

El Intendente de Jesús María, el radical Luis Picat, asumió su cargo el 13 de diciembre pasado durante un pomposo acto realizado en la Estancia Jesuítica de Jesús María. A menos de un mes de haber asumido, ha cesanteado a una veintena de trabajadores y trabajadoras municipales, decisión que sido cuestionada por la Asociación Trabajadores del Estado (ATE-CTA) Córdoba.

El conflicto no tan sólo se manifiesta por la lucha gremial para reincorporar a los despedidos sino que, al igual que en otros municipios, está en juego la libertad y democracia sindical, en tanto y en cuanto el Sindicato de Trabajadores Municipales (SITRAM-CGT), apela a amenazas y otras maniobras patoteriles, típicas de la burocracia, para amedrentar a los empleados que han optado por organizarse en ATE.

En el Estado, a diferencia de lo que ocurre en distintos ramos de la actividad privada, rige la pluralidad sindical por lo que cada trabajador elige la organización sindical que mejor represente sus intereses, como ocurre en Jesús María donde un importante número de compañeros ha decidido participar del quehacer cotidiano de ATE en el ámbito de la Municipalidad, cuyo Departamento Ejecutivo encabeza Picat, ex Presidente de la Sociedad Rural y dueño de un frigorífico de cerdos.

AGENCIA DE NOTICIAS CTAA CÓRDOBA