FFMM: En reunión con el Directorio ATE le exigió su renuncia

31/10/2019

En la sede central de Fabricaciones Militares, dirigentes nacionales de ATE y representantes de las distintas plantas se reunieron ayer con el Directorio del organismo para exigirle que el 10 de diciembre, asumido el nuevo Gobierno, presenten su renuncia. Presencia de compañeros de Villa María y Río Tercero.

Compañeros de las distintas fábricas acompañaron a los representantes gremiales a la reunión con el Directorio de FFMM.

En la oportunidad, los compañeros de ATE les entregaron un documento en el que explicaron los motivos de la demanda, fundada en entender que «las decisiones tomadas en los últimos años han dañado seriamente el patrimonio del complejo industrial, cuyos dueños son el conjunto del pueblo argentino, además de dejar sin su fuente laboral a cientos de trabajadores con un conocimiento empírico adquirido en años de tareas realizadas en los ámbitos fabriles de producción para la defensa”.

La reunión donde se pidió la renuncia de los funcionarios macristas.

La comitiva gremial que participó de la reunión estuvo integrada por Alejandro Garzón, Secretario Gremial electo de ATE Nacional; Orestes Galeano, del Consejo Nacional; Vanina Zurita, de Azul y secretaria de Formación electa del CDP Provincia de Buenos Aires. En representación de las Fábricas estuvieron: Fernando Peirano (Fray Luis Beltrán), David Salto (Río Tercero), Ricardo Codul y Ariel Di Santo (Sede Central),  Gustavo Luján (Fanazul), Gustavo Vilchez y Fernando Mercado (Villa María).

Mientras se realizaba la reunión, el resto de los compañeros y compañeras permanecieron en el piso cuatro. Al finalizar la misma, realizaron allí mismo una asamblea, en la que definieron que, si el Directorio no renuncia, el 11 de diciembre profundizaran las medidas.

Otro de los pedidos fue que la actual gestión se abstenga de firmar compromisos o acuerdos que tengan que ver con el futuro del complejo que administran. “Lo planteado tiene motivos absolutamente objetivos, como lo son la caída de la producción, el cierre de FANAZUL, la pérdida de clientes que durante años habían comprado en Fabricaciones entre otros”, indicaron.

Asimismo, reclamaron que se garanticen los insumos para la escasa producción existente,  el pago de salarios y abstenerse de desvincular a ningún trabajador/ra.                            

Por otro lado, plantearon que las autoridades salientes «se abstengan de iniciar, y mucho menos firmar, acuerdos que tengan que ver con los derechos laborales de los y las trabajadoras. Vuestra visión es que solo somos una variable de ajuste y recursos humanos renovables, como lo demuestran las clausulas retrogradas que contiene el último contrato firmado”.

“Seria de buena fe que pongan toda la información a disposición de la comisión de traspaso acordada entre el Presidente saliente y el electo”, precisa el documentos entregado al Directorio. “Las y los trabajadores comprometidos con el funcionamiento de la producción para la Defensa nos reservamos el derecho de aplicar todas las medidas legitimas de acción sindical para garantizar el cumplimiento de  lo hasta aquí planteado”, concluyeron.