El bono provincial es una cachetada a la dignidad de los trabajadores

26/09/2019

El bono que pagará el gobierno de Córdoba a los empleados públicos es un ejemplo más del oprobioso trato que la gestión del gobernador Schiaretti tiene con los trabajadores provinciales.

La suma, además de escasa e insuficiente para compensar siquiera una mínima parte de la pérdida de poder de compra del salario provincial, es una verdadera falta de respeto a la necesidad y la dignidad de los trabajadores, que sufren como hace mucho no se recuerda la pésima gestión de Mauricio Macri, su socio y aliado hasta el final en el orden nacional.

Esos 3000 pesos son menos de lo que pagará cualquier empresa Pyme, por citar un caso, y encima se abonará en dos cuotas, por lo que al ritmo de la inflación que sufrimos, ni siquiera alcanzará a cubrir medio changuito de supermercado.

Se trata de una cachetada al rostro de los que sostenemos el Estado provincial, garantizando el acceso de la ciudadanía a su derechos básicos fundamentales, mientras día a día el pago de intereses de la deuda provincial, dolarizada por exclusiva responsabilidad de la gestión actual, vacía las arcas provinciales.

Vale señalar en esta ocasión que desde 2015 a la fecha, todos los años los trabajadores provinciales venimos perdiendo salario real, con la complicidad de rápidas lapiceras de gremios afines a su política neoliberal.

Desde las usinas de mediáticas oficiales dirán que los salarios de los trabajadores insumen gran parte del presupuesto, pero eso no explica cómo otras provincias mucho más humildes que la orgullosa Córdoba llegan a pagar este año bonos de 18 mil pesos, como es el caso de Santiago del Estero. Y menos justificado aun tal escaso pago de Schiaretti si tenemos en cuenta que nuestra provincia tiene la menor cantidad de empleados públicos por habitante de todo el país.

En consecuencia, reclamamos al gobierno provincial una recomposición inmediata acorde a la pérdida del poder adquisitivo que sufren los provinciales, a discutir en una verdadera mesa de discusión salarial donde tengan su lugar todos los gremios con representación en el Estado de Córdoba, dando prioridad a las necesidades de los trabajadores en vez de atender los intereses de un gobierno en campaña electoral y sus socios de siempre.

Liliana Salerno

Secretaria General