Un acuerdo entre Macri y UPCN da garantías de continuidad a funcionarios macristas y quiebra la carrera administrativa en el Estado

19/06/2019

Así lo denunció ayer la conducción nacional de ATE. La medida busca establecerse a partir de una modificación del Convenio Colectivo de Trabajo que rige para la Adminsitración Pública Nacional,  creando un escalafón de privilegio para funcionarios que quiebra la carrera administrativa.

La conducción nacional junto a compañeros de provincia de Buenos Aires, durante la conferencia de prensa.

Con la complicidad de UPCN el Gobierno Nacional firmó el pasado 6 de junio una modificación al Convenio Colectivo de Trabajo General de la Administración Pública Nacional (214/06), rechazada por ATE, que crea un escalafón de privilegio para funcionarios de Alta Dirección Pública (ADP) y modifica el Convenio Sectorial SINEP, quebrando la carrera administrativa sectorial de los trabajadores estatales de la Administración Pública Nacional.

El mismo Gobierno que lanzó una fuerte campaña de estigmatización pública contra las y los estatales para legitimar en la opinión pública los despidos masivos y el desguace del Estado, a 6 meses de la finalización del mandato presidencial, crea un marco convenial a medida de sus cuadros político-técnicos para blindarse en sus cargos, a los que en casi todos los casos accedieron “por excepción” al no cumplir los requisitos mínimos exigidos por el SINEP.

Esta medida beneficia exclusivamente a los altos mandos de dirección, carece de legitimidad política y de gestión, y sólo es posible con la complicidad de quienes, con su firma complaciente, vienen convalidando vergonzosas paritarias a la baja en las que los trabajadores estatales pierden derechos y resignan poder adquisitivo y condiciones laborales.

Hugo Cachorro Godoy, secretario General de ATE.

En conferencia de prensa, el Secretario General de ATE Nacional, Hugo ‘Cachorro’ Godoy, manifestó hoy: “Con este nuevo convenio, todos los asesores y personal gerencial que nombró Macri con su gremio amigo a lo largo de estos tres años y medio –en los que además echó a 35 mil trabajadores- tendrán un aumento de sueldo de 100 mil pesos cada uno. O sea que cada uno de estos gerentes va a cobrar cerca de 250 mil pesos dentro de este convenio exclusivo para ellos. La intención es la de garantizar la continuidad de estas personas en el Estado y de condicionar y trabar al futuro Gobierno en el manejo y el funcionamiento cotidiano del Estado. Esta es la perla con la que Macri corona cuatro años de reforma del Estado en los que lo adaptó a las necesidades de las empresas transnacionales amigas del Gobierno en detrimento de su funcionamiento al servicio de las mayorías populares”.

“Es por eso que, el próximo 26 de junio, y en vísperas del Día del Trabajador del Estado –que se celebra todos los 27 de Junio- vamos a realizar una concentración en la puerta del Congreso de la Nación y vamos a instalar una carpa desde la que vamos a convocar a legisladores para que no permitan que se concrete este Convenio Colectivo que va en contra de los intereses de los trabajadores. Además vamos a realizar un Seminario de Políticas Públicas convocando a otros sectores del campo popular, porque estamos convencidos de que se pueden pensar, desarrollar y aplicar políticas públicas que tengan que ver con la perspectiva de un Estado democrático y popular, a contramano de lo que sucede ahora: Una estructura del Estado al servicio del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional”, agregó Godoy.