FFMM: sigue el plan de lucha y mañana movilizamos en Villa María para reincorporar los despedidos

03/01/2019

En  una conferencia de prensa realizada ayer en la seccional villamariense, su secretario General Fernando Mercado anunció una movilización que contará con delegaciones de compañeros de Río Tercero, Río Cuarto, Córdoba, Rosario y Buenos Aires, en repudio al brutal ajuste en el organismo. Estará presente el secretario General de ATE Nacional, Hugo Cachorro Godoy.

Conferencia de prensa, ayer, en sede de la seccional ATE Villa María

Ayer ATE Córdoba convocó, en conferencia de prensa, a una movilización para mañana viernes, a las 18.30 horas, en el centro de Villa María con el fin de repudiar la ola de despidos en la Dirección General de Fabricaciones Militares, medida que afecta las plantas productivas del organismo en Villa María y Río Tercero, además de las situadas en Fray Luis Beltran, Rosario, Jachal, San Juan, y Sede Central, en CABA. Se reclamó a coro la reincorporación de los despedidos, que  alcanzaron los 178 en 2018 en la provincia.

En la oportunidad estuvieron presentes el secretario General de ATE Villa María, Fernando Mercado, que hizo los principales anuncios en su calidad de dueño de casa, la Secretaria General de ATE Córdoba, Liliana Salerno, el secretario General de ATE Río Tercero, Cristian Colman, junto a compañeros de la CGT villamariense y demás organizaciones populares.

Liliana Salerno (archivo)

Los compañeros denunciaron que el objetivo de gobierno de Macri es terminar destruyendo el organismo productivo, que tiene un rol central en el desarrollo industrial tanto de Villa María como de Río Tercero, al tiempo que descartaron que vaya a amenguar el plan de lucha a partir de las imputaciones que sufren ocho trabajadores y dirigentes de nuestro gremio, por la rotura de una vidriera de un local de Cambiemos.

“Hoy queremos demostrarle a la sociedad y a Cambiemos que no estamos solos, estamos acompañados, y les decimos que no nos van a amedrentar, no les tenemos miedo”, declaró Mercado a la prensa.

Y agregó: “son ellos los que no van a poder caminar por la calle porque no van a poder mirar a nadie por las atrocidades que llevan adelante”.

“No tenemos puertas para ir a golpear, hasta la Iglesia nos convocó y no les dieron una solución a los trabajadores. Ante los hechos que pasaron, lejos de querer enfriar la situación quienes conducen Cambiemos en Villa María imputaron a ocho compañeros. Hoy no estamos por las imputaciones, pero es un hecho cobarde llevar a la Justicia falseando información diciendo que habíamos llevado bombas Molotov. Se nos fue de las manos, pero fuimos los primeros en solidarizarnos con la trabajadora de seguridad que resultó lesionada”, aseguró Mercado.

Fernando Mercado (archivo)

“Los trabajadores somos presos de la violencia que se genera desde la intervención para abajo, en esto no podemos dejar a nadie afuera, porque aparte de la intervención están los directores y los jefes de Recursos Humanos de cada fábrica”, apuntó.

“La imputación es lo que menos nos preocupa, no queremos que se hable de nosotros, sino de los 78 familias que se quedaron sin trabajo”, finalizó el dirigente, asegurando que la manifestación de mañana será de carácter absolutamente pacífico.

A su turno, la secretaria General de ATE Córdoba, Liliana Salerno, afirmó que  “estamos en contra de la criminalización de la protesta y en la defensa de nuestros compañeros ante el avasallamiento de este Gobierno. No solo tenemos que soportar los despidos sino también que nos traten de malhechores”.

“Desde Córdoba vamos a disponer de todo lo que haga falta para movilizarnos, porque toda la provincia tiene que estar acá para darle el respaldo a los trabajadores, en especial a los compañeros a los que ‘les pintaron los dedos’ por defender los puestos de trabajo”, remarcó.

Pedido de renuncias

Por su parte, el secretario Gremial de la seccional Villa María, Jorge Heredia, reclamó la renuncia del director de la fábrica de Villa María, Miguel Toselli, junto a la de los responsables de Producción y de Recursos Humanos “porque no hicieron nada para impedir los despidos”.

“Ellos son cómplices de estas medidas y les pedimos que se vayan, que dejen sus puestos porque han sido nefastos para los trabajadores”, agregó.

“En la ciudad hay dos responsables, que son Darío Capitani y Karina Bruno, que hacen todo lo que dice este Gobierno, por lo que también son responsables y cómplices de lo que le ocurre al movimiento obrero. No se preocupan por la ciudad, sino por las políticas nefastas de este Gobierno”, consideró Heredia.

Apoyo de la CGT

A su vez, el secretario General de la CGT de Villa María, Edgardo Garmendia, declaró su apoyo expreso al reclamo de los trabajadores de FFMM y anunció la participación de la central gremial en la marcha de mañana.

Garmendia dijo que “hace tres años veíamos que podía suceder lo que está pasando: tanto los despidos como la criminalización de la protesta. Tampoco nos podemos olvidar que tenemos compañeros de metalúrgicas, de comercio, de UATRE despedidos, afectados por la política de este Gobierno neoliberal que denunciamos en su momento. Ojalá que el pueblo despierte, que salga a la calle y que a través del reclamo podamos lograr el bienestar para nuestras familias”.

Asamblea en Río Tercero

Por otro lado, en el marco del plan de lucha del sector, ayer por la tarde se llevó a cabo una asamblea en la puerta de la Fábrica Militar Río Tercero, con la presencia de la secretaria General de ATE Córdoba, Liliana Salerno, los secretarios generales de Río Tercero y Río Cuarto, Cristian Colman y Walter Avalos, el secretario General de la CTAA Río Tercero, Damian Albornoz, y del secretario General de la CTAA provincial, Federico Giuliani.

Los compañeros informaron sobre los pasos a seguir, a corto plazo, para pedir por la renovación de todos los contratos y recuperar los 100 puestos de trabajo perdidos en la gestión de Cambiemos.

También repudiaron la imputación judicial a los compañeros fabriqueros de Villa Maria, que indica la clara intención de disciplinar y perseguir a los dirigentes gremiales. “Los acusan de amenazar e instigar a la violencia, como si echar trabajadores en las fiestas y vaciar la empresa día a día no fuera violento”, denunciaron.

«Los últimos despidos, los consideramos un mensaje extorsivo, en respuesta al avance que tuvimos en la Cámara de Senadores con la media sanción de una ley para que no solamente se reincorpore a quienes fueran despedidos, terminen las cesantías, sino que se reactiven las industrias», aseguró Albornoz.

El dirigente gremial denunció que la falta de renovación de contratos apunta a desmantelar “áreas sensibles, como las de seguridad, ya que despidieron a bomberos que eran parte de la brigada de emergencias; lo hicieron con enfermería en agosto, y eso evidentemente es una señal del vaciamiento que realizan de la industria; nosotros, luchamos por el plantel de trabajadoras y trabajadores en su conjunto».

«Somos los trabajadores, quien en este marco de vaciamiento permanente estamos sosteniendo la producción con la mayor seguridad posible, pero son los funcionarios los que con sus decisiones nos están dejando a la deriva, no solo a nosotros, sino a toda la sociedad; ellos son los responsables de ahora en más», concluyó.